Crisis en la educación obligatoria en Chihuahua

 

 

“Algo estamos haciendo mal ya que mientras exista un solo niño que tenga que trabajar en lugar de estudiar y jugar es claro que al permitirlo somos un fracaso como sociedad”

 

 

De acuerdo con la Constitución Mexicana, el Estado mexicano, principalmente mediante  las autoridades educativas federales y estatales, es garante del cumplimiento del derecho de todos los mexicanos a una educación de calidad, en este orden de ideas, los gobiernos estatales y sus sistemas de educación tienen la obligación de garantizarlo a toda niña, niño y joven; sin embargo todo parece indicar que existe una gran brecha entre la obligación constitucional de garantizar este derecho y la capacidad del Estado para poder hacerlo. 

 

    Al menos es lo que se desprende del más reciente diagnóstico que se presenta en el Informe sobre la educación obligatoria en México en 2017 realizado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

 

   En dicho informe se aborda de manera detallada esa realidad educativa del país que parece invisible y sobre todo no resuelta desde muchos años. Desaprovechando esa poderosa herramienta que es la educación para tener un verdadero desarrollo nacional y por ende mejor nivel de vida para los mexicanos, baste señalar que en México de cada 100 niños que entran a la primaria, 96 la concluyen, 73 de estos terminan la secundaria y apenas 47 la educación media superior, claramente tenemos serios problemas, sin embargo por razones de espacio abordaré únicamente el caso del estado de Chihuahua.

 

    En primer lugar es de destacar la parte correspondiente a las carencias en cuanto a infraestructura ya que según el informe referido, 23.3% de las escuelas de la entidad tienen techos precarios, esto es techos de lámina, de cartón, con goteras o casi por caerse, 17.6% de las escuelas tienen paredes precarias, 12.6% pisos precarios, en resumen apenas 26.4% de las escuelas no tienen carencias, es decir, 7 de cada 10 tiene algún tipo de carencia elemental y que conste que, como muchos de los lectores lo sabe y lo padece, la gran mayoría de las escuelas públicas son sostenidas por las aportaciones de los padres de familia, de no ser por esto, la situación estaría peor aún.

 

    En este mismo orden de ideas, en cuanto al equipamiento tecnológico el estado presenta rezagos importantes pues apenas el 43.7% de las primarias tiene al menos una computadora y solo el 65.5% de las secundarias está en la misma situación, en cuanto a la conexión a Internet, 68.1% de las primarias tiene esa posibilidad mientras que para el caso de las secundarias el dato es de 65.7%; de seguir esta tendencia estamos condenando a miles de niños y jóvenes a ser analfabetos tecnológicos.

 

   Ahora bien es verdad que en Chihuahua tenemos muchas asignaturas pendientes, pero destaca sobremanera una que nos lastima a todos por igual ya que no puede ser posible que en el estado de Chihuahua el 14.7% de los niños de sexto de primaria trabajen y reciban un pago en efectivo, que 9.6% trabajen y reciban un pago en especie y que 11.2% trabajen y encima no les paguen. Para acabar pronto, en Chihuahua, 4 de cada 10 niños de sexto de primaria se ven obligados a trabajar para comer.

 

Todo lo anterior nos ayuda a entender porque 76 mil 236 niños chihuahuenses de 3 a 5 años no asisten a la escuela, o que 24 mil 109 niños de 6 a 14 años tampoco asistan y otros  50 mil 568 jóvenes de 15 a 17 años tampoco asistan a la escuela, es terrible pero casi 151 mil niños y jóvenes de 3 a 17 años no asisten a la escuela en Chihuahua!

 

Algo estamos haciendo mal ya que mientras exista un solo niño que tenga que trabajar en lugar de estudiar y jugar es claro que al permitirlo somos un fracaso como sociedad porque dejamos que los gobiernos sean ineficientes e incapaces y que no puedan o quieran o sepan cómo garantizar la educación. Para eso les pagamos y no exigir que usen de manera correcta nuestros impuestos significa que estamos dejando que se arruine lo mejor que tenemos…

 

 

 

[1] El Dr. Benjamín Carrera Chávez es egresado de Economía Agrícola de la Universidad Autónoma Chapingo y cuenta con un doctorado en Problemas Económico Agroindustriales por la misma Universidad.  Es Profesor-investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ, pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, SNI del CONACyT, Nivel 1.

 

Please reload

LIGAS DE INTERÉS
ARCHIVO
INFORMACIÓN
El Departamento de Ciencias Sociales tiene la misión de facilitar el proceso de formación y desarrollo de una manera integral, con una excelente preparación profesional y cultural, con conciencia social y capacidad de liderazgo, de acción positiva y propositiva para promover el auténtico desarrollo del ser humano y de la sociedad.
CONTACTO

Av. Heróico Colegio Militar y Av. Universidad

Edificio E - Planta alta

 

Teléfono:
(656) 688-3824

Please reload

C I E N C I A S   S O C I A L E S

© 2016 por "Departamento de Ciencias Sociales". Creado con Wix.com